ciberacoso

Ciberacoso, 9 ideas para prevenirlo y tratarlo

ciberacosoVamos a tratar de definir unas pautas sencillas para reducir las posibilidades de que se produzca el ciberacoso. No nos vamos a centrar puramente en cuestiones tecnológicas sino en potenciar el sentido común. Las redes sociales, son una extensión de lo que nos interesa, divierte o atemoriza en las relaciones off line. Las personas nos gusta saber cómo nos valoran otros, si producimos rechazo, nos interesa saber qué es lo que otros hacen en su tiempo libre, si les va bien o mal en la vida, si tienen problemas… Las redes sociales dan salida a estas necesidades y deseos usando el formato digital. En el se añade, por tanto la privacidad de estar ante el ordenador o cualquier otro dispositivo, y poder consultar gran cantidad de información sobre otros o nosotros mismos. Se puede interactuar, o no. En el caso de desear relacionarse basta con hacer un clic para que se consiga. Así pues las redes sociales, e internet en general aportan nuevas maneras de comunicación y por tanto hay que saber gestionar los nuevos entornos para evitar abusos, daños, falta de privacidad, etc.

Centrados en esta ocasión especialmente en el Ciberacoso vamos a revisar algunas reflexiones y pautas útiles para que no se pueda producir:

1 Internet se ha convertido en una parte importante no solo para los padres sino también para los niños y jóvenes. No hay que ser alarmista ni valorar internet como una fuente de peligros como el del ciberacoso. Desde luego es un entorno de aprendizaje, de ocio y también de comunicación entre personas. Relacionarse y crear amistades on line ayuda a crear un futuro mejor y a integrarse en la sociedad actual.

 2Hay que establecer reglas claras y específicas sobre cuál es el comportamiento que se espera cuando se está conectado. Es necesario que los niños conozcan las consecuencias de no cumplir con lo pactado, para que sea comprensible y asumible.

3Hay que enseñar a los niños y adolescentes “modales digitales”, igual que enseñamos cómo hay que comportarse en la mesa o en una reunión, es necesario educar sobre los comportamientos correctos cuando se chatea o se redactan mails. Eso ayudará por una parte que por medio del anonimato no se enmascaren comportamientos de acoso o de amenaza que puedan acabar en ciberacoso; y por otro que ellos sean victimas de otra persona.

Hable con claridad sobre qué sitios pueden visitar y durante cuánto tiempo pueden hacerlo. Ayúdelos a valorar lo que publican o expresan. Dígales que no deben compartir nada que pudiera dañar o avergonzar a otros o a ellos mismos. Deben entender que una vez algo se publica en internet se deja de tener el control sobre ello.

Dialogue con ellos sobre quiénes desean que vean la información y las fotografías que publican en Internet. ¿Es adecuado que las vean desconocidos? ¿Es solo para los amigos más cercanos?

Promueba que los niños guarden sus contraseñas en un lugar seguro y no las compartan con sus amigos. Compartir las contraseñas puede comprometer el control que tienen sobre su identidad y su privacidad.

4 Pregunte en el colegio de sus hijos si tienen una política para el manejo de internet.

5Tome en serio todos los signos de la intimidación o acoso a través de internet, móviles o “en vivo”. Dialogue con su hijo sobre sus comportamientos y promueva la empatía a fin de que entienda el efecto que puede causar su conducta sobre otra persona.

6Tanto el acosado como el acosador necesitan ayuda para resolver este tipo de situaciones. La implicación de los padres es fundamental.

Los padres cuentan o denuncian que su hijo está siendo objeto de ciberacoso, pero no es frecuente que cuenten que su hijo ha acosado a otro. No tiene porque implicar una patología en el hijo si acosa a otro compañero. En muchas ocasiones se unen características de personalidad, falta de límites en el uso de las redes, falta de conciencia del daño real que se está causando, unido a la sensación de poder que produce controlar a otro desde el temor. Un porcentaje elevado de las acosadores dejan de hacerlo y no repiten sus acciones cuando se trabaja con la empatía y se les educa en la dirección correcta.

8 Dé ejemplo con su comportamiento en la red. ¿sube fotografías de otros sin pedir permiso primero? ¿Qué tono utiliza en sus comentarios en las redes sociales?

9Es importante para evitar el ciberacoso en ambos lados, acosado y acosador, tener los siguientes aspectos controlados:

  • Conozca los sitios que sus hijos visitan y sus actividades en la red. Pregúnteles a dónde van, qué hacen y con quién.
  • Explique a sus hijos que su responsabilidad como padre le obliga a revisar lo que hace en redes sociales y en general en internet.
  • Si cree que hay alguna razón para preocuparse, instale un software de control o active los filtros de control parental. Es una opción supervisar la conducta de su hijo en Internet, pero no delegue en ellas únicamente esta tarea.
  • Solicite sus contraseñas, indíqueles que solo las utilizará en caso de emergencia.
  • Solicite “amistad” o “siga” a sus hijos en las redes sociales o pídale a otro adulto de confianza que lo haga.
  • Conozca sus sitios preferidos. Pruebe los dispositivos que usan.
  • Aliente a sus hijos a que le digan de inmediato si ellos, o alguien que conocen, es víctima de acoso por Internet. Aclare que no les quitará los ordenadores, tabletas o móviles si hay confianza.

 

Etiquetas:, , ,

No hay comentarios aún

Deja un comentario

UA-24027902-1