IMG_4244

Importancia de la autoestima en el niño

autoestima¿Qué es exactamente la autoestima? ¿Por qué es importante? ¿Y qué habilidades necesita un niño para desarrollar una buena autoestima?

El nivel de autoestima de cada persona ofrece una medida del valor personal cada uno se otorga. La autoestima incluye de sentimientos, pensamientos, creencias, expectativas y actitudes. La autoestima afecta a la forma en la que cada persona interactúa con los demás y y afronta situaciones del día a día, circunstancias inesperadas y problemas imprevistos. Una autoestima óptima permite a un niño para hacer frente a nuevas situaciones, aprovechar las nuevas oportunidades, enfrentar desafíos y desarrollar nuevas competencias con confianza y optimismo.  El niño con una autoestima saludable puede hacer frente a errores y a fracasos como una parte inevitable de sus experiencias de vida. Por el contrario, los niños que tienen baja autoestima tienden a subestimar sus habilidades y su valor como persona. Les cuesta más hacer frente a nuevas actividades y  anticipan el fracaso ante los nuevos retos que se les plantean. Tienen mayor tendencia a tener miedo, y soportan peor el reproche o la vergüenza. Los niños con baja autoestima tienden a crear una visión pesimista hacia el futuro, además tienen mayor tendencia a experimentar altos niveles de ansiedad, y manejan peor la frustración.

¿Qué hay que hacer para aumentar la autoestima del niño?

Los niños suelen expresar frases del tipo: “Nadie me quiere , “Soy tonto”. Los niños con baja autoestima tienen dificultad cambiar la percepción que tienen de sí mismos, a menudo rechazan los comentarios de apoyo de sus padres. Comprender los sentimientos negativos del niño es el primer paso para conseguir un cambio en la percepción de sí mismo. En una intervención psicoterapéutica hay que enseñar al niño a enfrentarse a la autocrítica injustificada y aprender a aceptar los halagos por sus logros, y desarrollar habilidades para resolver de manera eficaz problemas. Además,  hay que ayudar a los padres a gestionar los éxitos y los fracasos de sus hijos, dando pautas para trasladar el mensaje sin distorsiones y de manera que ayude a su hijo. Los niños con baja autoestima a menudo albergan expectativas poco realistas sobre sí mismos fijándose metas inalcanzables. Para hacer frente a esta situación, en terapia se les enseña a los niños a establecer metas más realistas y poner en práctica una serie de pequeños pasos que conducen a sus objetivos. Al proceder de esta manera, los niños pueden practicar nuevas habilidades de resolución de problemas y acumular experiencias de éxito mientras alcanzan sus metas.

En terapia un psicólogo clínico guía a los padres en el tipo de apoyo que el hijo necesita para subir su autoestima, buscando qué conductas es deseable elogiar, en qué momentos hay que animar al niño a ser perseverante, cómo gestionar la frustración y la falta de éxitos ante determinados retos… Por desgracia los cambios no se alcanzan de manera inmediata, pero acumulación de experiencias de éxito ayudan a conseguir la percepción de control y aumentan la motivación para aceptar nuevos retos. El niño comienza a pensar más positivamente acerca del futuro, para mostrar más confianza en sus capacidades y expresarse en un sentido más positivo. Nuestro comportamiento como individuo refleja cómo nos vemos a nosotros mismos. Los niños que se sienten bien consigo mismos son más felices y más productivos. Una autoestima saludable se refleja en la disposición de los niños a aceptar los cumplidos, mostrando con orgullo sus logros, comportándose con responsabilidad y firmeza, establecen u logran metas apropiadas y positivas.

Etiquetas:, , , , ,

No hay comentarios aún

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

UA-24027902-1